Los productos lácteos de Euskadi gozan de protección higiénica

La calidad y salubridad de los productos lácteos de Euskadi está garantizada. No podría ser de otra manera, dada la importancia que los quesos y derivados de la leche tienen para nuestra gastronomía. Esta situación queda avalada por la Orden de 12 de enero de 2018 de la Consejería de Desarrollo Económico e Infraestructuras y del Consejero de Salud. En ella se aprueban las normas técnicas específicas de adaptación de los requisitos higiénico sanitarios para los productos lácteos y helados.

Esta ley protege los productos elaborados a partir de leche higienizada, como leche pasterizada, fermentada: yogures, cuajadas, kéfir, quesos frescos y semicurados, mantequillas, natas, requesón, entre otros. También a los productos elaborados a partir de leche cruda, como quesos con un periodo de curación mínimo de 60 días, y helados.

Afecta en su mayor parte de establecimientos anexos o próximos a las explotaciones de producción de leche, donde se elabora el producto a partir de la materia prima obtenida en la propia explotación, aunque en función de ciertas circunstancias de disponibilidad estacional, también pueden utilizar leche procedente de otras explotaciones. No obstante, las medidas de flexibilización recogidas en este documento son asimismo de aplicación a establecimientos cualquiera sea su ubicación y procedencia de la leche.

Consultar la orden completa en: https://www.euskadi.eus/y22-bopv/es/bopv2/datos/2018/01/1800435a.shtml

2018-06-12T14:22:16+02:00